Sureste Mexicano y su situación energética

Cuando se habla de energía, o se hace referencia a todo lo que concierne a los recursos energéticos del sureste del país, básicamente se hace referencia al petróleo, otras veces llamado como crudo maya, “oro negro”, entre otras acepciones. Evidentemente la industria de extracción del petróleo como fuente de energía fósil es la que domina en esta región de México.
Dicha industria petrolera, se encuentra representada principalmente por la empresa estatal de Petróleos Mexicanos (PEMEX), del cual una parte de la empresa se encuentra asentada en Ciudad del Carmen del estado de Campeche, no obstante, los pozos petroleros se encuentran en el Golfo de México frente a las costas de Campeche, con infraestructura de plataformas y ductos marinos para la extracción, distribución y manejo de aceite crudo y gas. Sólo se hace mención de la actividad de extracción del aceite crudo, porque es lo que se exporta principalmente a otros países. Sin perder de vista que Pemex también extrae gas.


La Región Marina, de acuerdo con la división que hace PEMEX, se encuentra en parte del golfo de México, frente a las costas del estado de Campeche y donde actualmente se desarrolla toda la actividad de extracción. Las otras regiones son: Región Norte y Región Sur.
A su vez por motivos de administración y logísticos la Región Marina se subdivide en 2 zonas: Región Marina Noreste y Región Marina Suroeste. Y estas subregiones se dividen en proyectos, y el punto de interés son los proyectos Cantarell y Ku Malob Zaap por ser de los más importantes de la Región Marina Noreste.
Pemex se encarga de la explotación del petróleo a través de su subsidiaria Pemex Exploración y Producción, (PEP) la cual cuenta con infraestructura de plataformas marinas de perforación, extracción, procesamiento y de transporte del crudo.
Ya para mediados de los 80’s, la producción de Cantarell representaba más del 60% de la producción total del país con 2.4 millones de barriles diarios. Sin embargo, la producción de crudo de las otras regiones ya estaban en fase de declinación, para eso PEMEX decidió compensar esa caída de producción a costa de incrementar la producción de Cantarell, lo que a los ojos de especialistas ajenos a la empresa resultaba controversial y arriesgado porque aceleraba la explotación, como también acortaba la vida productiva del yacimiento prematuramente.

Con este ritmo de explotación, además de la entrada de nuevos campos llamados Ku- Malob- Zaap de la misma Región Marina Noreste, en el 2004 se registra la máxima producción del país, con más de 3 millones de barriles diarios. Podría decirse de verdadera opulencia energética y económica para la empresa.
Como ya se había estimado, por los especialistas que el yacimiento de Cantarell entraría en fase de declinación, es decir, que reduciría progresivamente su producción como habían ocurrido en otros campos petroleros del país. Sin embargo con los descubrimientos de los campos importantes como Ku, Malob y Zaap la empresa ha intentado mantener la producción nacional con el rápido descenso de los pozos petroleros de Cantarell.

Proyecto Ku Malob Zaap

El proyecto Ku Malob Zaap, tiene nombres de origen maya cuyo significado son “nido, bueno y brazada” respectivamente, (de hecho todos los nombres de la región Marina de los campos petroleros son “bautizados con nombres mayas, de ahí que el crudo que se extrae tiene ese connotación de crudo maya). Este proyecto están conformado por diferentes plataformas, cada una con diferentes funciones operativas tales como de perforación y extracción, otras como centros de proceso y otras más como plataformas de enlaces para la distribución de “llegadas y salidas” de diversos ductos provenientes de diferentes campos vecinos.

Situación Actual

Dicho esto, han pasado más de 50 años desde las primeras producciones de los pozos de Cantarell hasta ahora, y la estrategia de PEMEX, por llamarlo de algún modo, ha sido la misma: obtener la máxima producción a costa de la declinación prematura del yacimiento, motivado por la venta comercial de los mayores volúmenes de aceite crudo a países consumidores, sin perder de vista del consumo doméstico, que como ya es de dominio público no logra abastecer la demanda nacional, principalmente las gasolinas.
Para Noviembre del 2017, según reporte tomado del portal Pemex Exploración y Producción, ver figura 3, la producción a nivel nacional fue de 1 millón 900 mil barriles diarios en promedio, de los cuales los campos de los proyectos Cantarell y Ku Malob Zaap, producen 142 mil y 840 mil barriles diarios respectivamente; y juntos representan ligeramente más de la mitad de la producción de aceite crudo total del país
En cuanto la producción del gas, de acuerdo al mismo reporte, fue de 4849 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD) en promedio para el mismo mes en cuestión, de los cuales el 33% corresponden a Cantarell y Ku Malob Zaap. Y se observa que la producción de gas de forma general ha ido en decremento
Pese a estos decrementos anteriormente mencionados, el gobierno espera repuntar la producción en los próximos años con la participación del sector privado para mantener el petróleo como dominante como fuente de energía primaria.
Esto, no necesariamente se traduce mayor abasto y menor costo tanto de los combustibles y como del servicio eléctrico. Lo que irónicamente sea como ventana de oportunidad para voltear hacia las fuentes alternas.
Por otra parte, pese a las enormes producciones de crudo realizado todos estos años los estados del sureste mexicano no han percibido o ha sido muy lento los beneficios que debería tenerse como región con aun enormes recursos energéticos.

Sureste Mexicano y su situación energética

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *