¿Qué estamos haciendo mal? Parte I

Por:Samantha Kerbaje

¿Qué estamos haciendo mal? Parte I

En nuestra rutina diaria usamos diversos productos y utensilios para hacernos más cómoda la vida. Sin embargo, esa comodidad no va necesariamente de la mano con la preservación del ambiente.

Es bien sabido desde hace décadas, las condiciones ambientales en el Planeta están cada vez peor por la contaminación de las aguas, aire y tierras, y esto repercute directamente en la salud de los seres que lo habitamos.

A continuación una lista de cosas que probablemente usamos con frecuencia y de qué manera podemos disminuir su impacto contaminante al reutilizarlos:

Toallas húmedas para bebé / desmaquillantes / desinfectantes: facilitan la limpieza e higiene diaria pero no son biodegradables, por lo que pueden ocasionar graves daños en las tuberías/cañerías, así como en las plantas de tratamiento de agua, ríos y playas.

  • Trata de no usarlas de manera tan frecuente ya que también pueden ser alérgenicas.
  • Procura buscar aquellas que mencionan ser biodegradables o hechas de fibras naturales.
  • En el mercado mexicano se consiguen varias marcas.
  • No las tires por el sanitario, deposítalas en la papelera.
  • Usa toallas reutilizables.

Ambientadores: otorgan un agradable olor, sin embargo pueden atentar contra nuestro sistema respiratorio porque la combustión de sus compuestos (parafinas, aceites, fragancias naturales o químicas) emite partículas que podrían ser tóxicas cuando supera una determinada concentración en el ambiente.

  • Prefiere usar aceites esenciales (florales, frutales, madera) o plantas aromáticas, ya que son naturales, y tienen propiedades antibacterianas.
  • No usar ambientadores naturales o químicos en espacios reducidos o cerrados.

Frascos de vidrio o botes plásticos: la mayor parte de los productos que consumimos están en frascos o potes y con frecuencia los tiramos a la basura una vez usados.

  • Reutilízalos para guardar comida (preparada o ingredientes), objetos pequeños (fósforos, palillos, tornillos, etc.)
  • Puedes usarlos para guardar objetos de oficina como portalápices, para colocar tus cepillos de diente o para colocar tus cubiertos.
  • Crea manualidades con ellos como lámparas, terrarios o pequeñas macetas.

Desechos orgánicos: generalmente al preparar una comida se desechan las cáscaras o conchas de frutas y vegetales en la basura, sin tomar en cuenta que tienen propiedades nutritivas y que sirven como abono para tus plantas (compost casero).

  • Recolecta todas las conchas o cáscaras de vegetales y frutas y colócalas en un recipiente con drenaje -puede ser una maceta- junto a hojas secas y aserrín. También puedes colocarle cáscaras de huevo, borra del café y cartón de huevos.
  • No debe agregarse desechos cárnicos (carne de res, pollo, cerdo, pescado) ni lácteos.
  • Re-mezcla los ingredientes una vez a la semana. Mantén el recipiente cerrado y lejos de la lluvia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *