México Wind Power 2018

Por: Israel Albornoz

En su séptima edición, México Wind Power se llevó a cabo en el Centro Citibanamex de la Ciudad de México el pasado 28 de febrero, donde representantes de empresas nacionales e internacionales y público en general se dieron cita para conocer el panorama de la energía eólica en México y el mundo.

El discurso inicial del evento estuvo a cargo del secretario de Energía Joaquin Coldwell, quien ofreció datos pormenorizados del panorama energético renovable en México, cantidad de inversion en el sector, proyectos de innovación y retos a futuro. A continuación les compartimos el discurso completo de Coldwell en este importante congreso.

Saludo a todos los presentes en esta séptima edición del congreso México Wind Power, espacio donde se dan cita empresas, gobierno y expertos del sector eólico. Agradezco especialmente la invitación de los organizadores, al ingeniero Leopoldo Rodríguez Olivé, quien año con año nos permite estar aquí junto con ustedes, para revisar los avances y los desafíos que guiarán nuestros próximos pasos.

Como ustedes saben, el aprovechamiento del aire y del sol para generar energía eléctrica se ha ido extendiendo por todo el mundo, el avance tecnológico en estos dos campos a proficiado que los costos de generación de las energías verdes hayan ido disminuyendo, los de la eólica han decrecido un 25%, entre 2010 y 2017 ubicándola como una de las más rentables en el mercado. A la fecha , producir con aero generadores cuesta lo mismo que hacerlo varias de las tecnologías fósiles, ello ha permitido que esta tecnología crezca con dinamismo alrededor del mundo.

A finales del 2016 eran 119 países los que contaban con parques eólicos principalmente aquellos de gran escala comercial. A nivel global en dicho año, se registraba un incremento en la capacidad de infraestructura por 55 mil Gigawats para llegar a un total de 487 mil. Un crecimiendo de casi siete veces lo que se tuvo dos décadas atrás, estos importantes incrementos en la capacidad instalada han sido resultado de mayores incentivos en la inversión de marcos regulatiorios e institucionales que favorecen una demanda competitiva de nuevos operadores, mercados que aseguran una demanda en el largo plazo y el uso eficaz de instrumentos que permiten a las empresas tener diversas opciones de participación.

Con lo que respecta a México, hemos reformado nuestro sector energético y se basa ahora en un modelo con las mejores prácticas internacionales y la implementación de políticas públicas de vanguardia. El compromiso de este gobierno es lograr un cambio verdadero en el ritmo de crecimiento de la generación verde en el país, con solo tres subastas eléctricas concluidas y con una inversión de 8600 millones de dólares adicionaremos de aquí al 2020 cerca de 7 mil megawatts de capacidad renovable, equivalente al 10 por ciento de todo el sistema eléctrico nacional. Son 17 estados de la república, los beneficiados en donde se instalan ya 65 nuevas centrales de las cuales 20 son eólicas, que entregarán energía al suministrador a precios altamente competitivos.

En el último concurso, la mejor oferta con esta tecnología llegó a 17.7 dólares por megawatt/hora una de las más bajas registradas en las recientes subastas realizadas en el mundo. Estos 20 nuevos parques eólicos con capacidad de más de dos mil megawatts, se sumarán a los 46 complejos que ya operan en territorio mexicano y que en cojunto suman arriba de seis mil megawatts. Tan sólo en lo que va del sexenio hemos crecido en nuestra infraestructura eólica en un 300% y estimamos que manteniendo esta tendencia, superaremos los diez mil megawatts en el 2024. En ése año, la meta nacional es general al menos y 35% de nuestra energía con fuentes limpias, y la tecnología que más aportará en la nueva matríz energética será la eólica. México está trabajando para alcanzar, incluso superar ése objetivo.

Nuestras tareas en materia de implementación de la reforma, seguirán avanzando al mismo ritmo que lo hemos venido haciendo todos estos años. El próximo mes, la Comisión Reguladora de Energía (CRE), quien tiene ya la estafeta ahora de las subastas eléctricas de largo plazo, debe de lanzar el cuarto concurso de este tipo del que nuevamente se buscará adquirir energía verde para abastecer de electricidad a los mexicanos.

El parque de generación eléctrica bajo en emisiones de carbono sigue creciendo y con ello aumenta el requerimiento de los nuevos operadores para evacuar la energía que estan produciendo y que van a producir. Uno de los grandes temas que teníamos pendientes en el sector eléctrico, era desarollar nueva infraestructura de transmisión que nos permita transportar la electricidad producida en las regiones con potencial de energías renovables y llevarlas a los centros de consumo.

México Wind Power 2018

La reforma energética, como ustedes saben creó un nuevo modelo de contratación para líneas de transmisión eléctrica, en el que empresas a través de procesos públicos y transparentes podrán participar en el financiamiento, en el desarrollo y en la operación de dichas obras. En enero pasado la Secretaría de Energía, en el marco de la reforma energética publicó, por primera vez en la historia, una licitación para construir redes eléctricas con capital totalmente privado. Se trata de una red eléctrica de alto voltaje, de mil 400 kilómetros de circuitos que unirán el sistema aislado del estado de Baja California con el sistema interconectado nacional. Esta línea se extenderá desde la ciudad de Mexicali, hasta la ciudad de Hermosillo y requerirá de una inversión de alrededor de mil 100 millones de dólares y una capacidad de transmisión de 1500 megawatts.

Esta obra, además de utilizar tecnología de punta, de muy bajo impacto ambiental, permitirá incorporar al sistema energía renovable producida en la región y aumentar la confiabilidad, tanto del sistema de Baja California como el sistema eléctrico nacional.

A un mes de la publicación de la convocatoria ya son 81 empresas de 10 nacionalidades, entre ellas mexicanas las que han mostrado interés en el proceso, lo que da muestra de la confianza que el sector privado tiene en la reforma energética. La conclusión de este proceso será el próximo 14 de septiembre. Asimismo, hace unos días, la Comisión Federal de Electricidad publicó por su parte las bases de licitación para el desarrollo de la línea de transmisión de corriente directa de mil 658 kilómetros, circuitos de longitud que va a enlazar el municipio de Ixtepec, Oaxaca con el centro del país, llegando al poblado de Yautepec en el estado de Morelos. Bajo el esquema construye, opera y transfiere y con una inversión estimada de mil 700 millones de dólares esta línea podrá transportar buenos volúmenes de energía generada en la región del itsmo de tehuantepec, principalmente de energía eólica.

El fallo de la licitación se llevará a cabo el 4 de julio, el robustecimiento de la infraestructura de redes eléctricas estimula el desarrollo de nuevos parques de generación verde, principalmente de aquellas zonas que aún no están conectadas al resto del país. Además, traen consigo una serie de impactos positivos en las comunidades donde se trazan los proyectos: acceso a la luz eléctrica, participación de utilidades por la renta de la tierra y una parte de los ingresos. Al mismo tiempo, a través del impulso de la investigación estamos fomentando el desarrollo de aplicaciones y tecnologías limpias más eficientes y rentables, que el sector energético nos demandará en los próximos años.

El Centro Mexicano de Innovación de Energía Eólica a tres años de su creación, trabaja en el desarrollo ya de de 13 proyectos relacionados con el diseño de nuevos prototipos de equipos eólicos, sistemas de control en el monitoreo que permitirán utilizar el aprovechamiento del viento y mejorar el flujo de la energía de las redes eléctricas. Recordemos que este (CEMIE- Eólico), es uno de los vehículos para alcanzar la meta – compromiso que tenemos como país miembro de la iniciativa Mision Inovation para duplicar la inversión, investigación y desarrollo de tecnologías limpias en un periodo no mayor a cinco años. 

De forma paralela del trabajo que realiza este centro de innovación, hace unos días se puso en marcha la primera etapa del atlas eólico mexicano, que abarca la instalación estratégica y de operación de siete torres de medición, con equipos de enlace vía satélite para enviar datos precisos de la temperatura y la velocidad del viento. Este proyecto liderado por el Insituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias cuenta con la participación de la CFE, de la UNAM y la Secretaría de Energía, además contamos con el apoyo y experiencia de la Universidad Técnica de Dinamarca, con una inversión de 34.6 millones de pesos financiado principalmente, a través del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía. El Atlas Eólico permitirá contar con información más precisa sobre el potencial del viento, lo que favorecerá la planeación y el mejor aprovechamiento de nuestros recursos. La plataforma que constará de bases de datos y mapas de alta resolución estará disponible al público interesado y la sociedad en general, desarolladores e inversionistas podrán acceder sin costo a ésta novedosa herramienta. 

Señoras y señores, la eólica es la energía pionera por excelencia de la generación verde de nuestro país, la vasta cantidad de recursos del viento en territorio mexicano es incuestionable. Regiones como La Rumorosa en Baja California, el Noreste o la Peninsula de Yucatán, tienen mucho potencial por aprovechar. La Reforma Energética ha venido a dar un verdadero impulso a esta tecnología y busca considerar el desarrollo de un mercado que permita crear demanda para los desarrolladores, fabricantes y distribuidores al mismo tiempo que producimos mayor cantidad de electricidad de forma sustentable. El nuevo Modelo ha roto antiguas limitaciones a la inversión y ha dado un giro de 360 grados a la participación privada en este sector, cada vez son más empresas las que se unen a esta revolución verde que ya es parte de nuestra realidad. En los meses que restan de la actual administración del presidente Peña Nieto, seguiremos trabajando intensamente para fortalecer el sector eólico y acelerar el ritmo de transición de México hacia un país más limpio y más respetuoso del medio ambiente.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *