México frena el crecimiento de gases de efecto invernadero

La tasa de crecimiento de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) disminuye a paso lento en México, con una media de aumento de 0,8 % entre 2010 y 2015, según el informe divulgado hoy por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

El Inventario Nacional de Emisiones de Gases Efecto Invernadero 2015 muestra que, pese a que las emisiones continúan en crecimiento, la tasa de incremento desde 1990 a 2015 era de 1,7 %.

“Si logramos que esta tasa todavía se reduzca más, podremos alcanzar mejor todas las metas que nos hemos propuesto”, indicó en la presentación de los resultados la directora del INECC, María Amparo Martínez.

Por su parte, la coordinadora general de mitigación de cambio climático en el INECC, Claudia Octaviano, consideró necesario que, poco a poco, el bióxido de carbono (CO2) y el producto interno bruto (PIB) dejen de estar relacionados para que el hecho de que “crezca la economía no signifique que aumenten las emisiones”.

“Hay una clara tendencia decreciente de la intensidad del carbono en la economía de México. La tendencia es a la baja, lo que quiere decir que, en algún momento, habrá una tasa media de crecimiento cada vez menor y que, si hacemos acciones por cumplir los compromisos, veremos disminuir esta tendencia”, aseguró.

De acuerdo con el inventario, en 2015 se vertieron un total de 683 millones de toneladas de GEI, de las cuales el principal emisor resulta ser el transporte, responsable de 171 millones de toneladas, un 25 %.

Las industrias de la energía constituyen la segunda fuente principal de emisión con 165 millones de toneladas, un 24,1 %, seguida del tercer mayor emisor, las industrias de manufactura y construcción, que arrojan a la atmósfera 64 millones de toneladas, un 9,3 %.

Octaviano expuso que “es importante considerar la relevancia que tienen los bosques y las selvas del país en el proceso de captura de carbono” y destacó que estos absorbieron en 2015 148 millones de toneladas de CO2 equivalentes.

El término “equivalente” se refiere a gases de efecto invernadero distintos al CO2 pero a los que se realizó una conversión para una mejor contabilización.

Los dos gases principales de efecto invernadero son el CO2 con 71 % y el metano, con un 21 %, mientras que “los otros gases tienen una contribución mucho menor”.

La especialista valoró los resultados del inventario -que contempló 176 fuentes distintas de emisión- positivamente ya que, gracias a ellos, “el país ya está preparado para entrar en una política de mitigación”. EFE

México frena el crecimiento de gases de efecto invernadero

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *