2030, fecha límite

MEMAC – Melody Karolina – Noviembre 03, 2018

El 8 de octubre el Grupo Intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC) publicó su más reciente informe en el que es determinante: “Para limitar el cambio climático global a 1.5°C se necesita un cambio de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”. Si no lo hacemos hoy, en el 2030 la situación será de colapso climático.

Actualmente estamos viviendo las consecuencias del incremento de 1°C. El planeta busca los mecanismos para dispendiar el calor que lo agobia, provocando potentes huracanes mayores que en temporadas pasadas como el caso del huracán Michel que el mes pasado dejó afectaciones en una parte de Florida y Cuba. Mientras que en otros países se comienzan a vivir movimientos migratorios ocasionados por sequías e inundaciones.

En el informe se destaca que al sobrepasar los dos grados, los daños serían mucho mayores, asociados a cambios duraderos o irreversibles como la pérdida de algunos ecosistemas, la probabilidad de que el océano Ártico quede libre de hielo en verano, la desaparición de los arrecifes y sequías extremas con los consecuentes incendios forestales generalizados. La restricción del cambio climático daría margen a las personas y los ecosistemas para adaptarse y permanecer por debajo de unos límites de riesgo.

Para frenar el calentamiento y mantener el incremento de temperatura por debajo de los 1.5°C, se necesitan transiciones rápidas y de gran alcance en la generación de energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. Sería necesario que para el año 2030 las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyeran alrededor de un 45% respecto de los niveles de 2010, y siguieran disminuyendo hasta alcanzar el “cero neto” aproximadamente en 2050. Eso significa que se necesitaría compensar cualquier emisión remanente CO2 en la atmósfera.

Debido a que dos tercios de los gases de efecto invernadero (precursores del calentamiento global) son emitidos al generar y usar energía, es importante realizar un cambio en la matriz energética mundial. Sin duda el ahorro y uso eficiente de la energía es vital.

Pero ¿Cómo lograr producir la energía que el mundo necesita para cubrir sus necesidades e impulsar su desarrollo, y a la vez frenar la emisión de Gases de Efecto Invernadero? No hay una solución evidente ni fácil, las energías renovables que han sido consideradas la opción viable, pero no obstante que han sido años récord de crecimiento para la solar y la eólica, las estadísticas de la U.S. Energy Information Administration (World Energy Outlook 2017) indican que en la producción de electricidad mundial, las energías renovables (incluyendo la hidráulica) solo contribuyen con un 21% y estiman que para el 2030 contribuya con 29%, así como un 30% para el 2050 a pesar de implementar las políticas y prácticas contra el cambio climático. La creciente demanda de energía consumida para transporte sigue basándose casi completamente en combustibles fósiles.

Desafortunadamente las tecnologías renovables tienen una baja eficiencia, además de que su producción depende de las variaciones del clima por lo que las grandes economías siguen dependiendo de los combustibles fósiles que son sucios pero confiables.

Ante esta perspectiva, existe la imperiosa necesidad de impulsar el desarrollo tecnológico para incrementar la eficiencia de las tecnologías limpias y buscar otras alternativas de generación. De igual o mayor importancia se plantea reforzar las políticas de ahorro y uso eficiente de energía, sin perder de vista la concientización de los tomadores de decisiones a pequeña y gran escala, y sobre todo de la población en general hacia una cultura de ahorro y uso eficiente de la energía, donde la moderación y el consumo inteligente sea parte de una cultura común por el bien de las generaciones que a partir del 2030 viviremos una situación caótica y sin retorno.

2030, fecha límite

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *